17 curiosidades de un Príncipe pequeñito

¿Quién no conoce hoy en día “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry? Ese libro hecho para niños, para adultos, para personas grandes que un día fueron niños, cuyo protagonista es un hombrecito procedente del asteroide B-612.

Es un libro al que le tengo mucho cariño, no sólo porque me lo regaló una persona especial, sino porque le he cogido cariño al Principito. ¿Y quién no? Es un personaje que cada vez que relees su historia te hace comprender algo nuevo, que te hace reflexionar, que es simpático y enternecedor. Sus enseñanzas, contadas de una forma sencilla y amena, acaban conquistándote.
Por eso tenía ganas de hacer una entrada para contaros curiosidades acerca de uno de los libros más vendidos del mundo. Y es que “El Principito” no ha dejado indiferente a nadie. 

1. El libro está escrito en 1ª persona, pues la historia nos la cuenta un aviador que está perdido en el desierto -donde se encuentra con el Principito-. Esta experiencia la vivió el propio escritor, Saint-Exupéry, pues él era aviador. En 1935, un avión que pilotaba se estrelló en el Sahara, y tanto él como su copiloto estuvieron perdidos durante cuatro días en la soledad de las arenas.

2. En 2011 hicieron una serie animada de “El Principito”. Consta de 52 episodios y fue transmitida por Discovery Kids. La adaptación de la obra para la serie tomó 10 años y fue revisada en todo momento por el sobrino nieto de Saint-Exupéry, Olivier d’Aggay. La serie no cuenta exactamente la historia original, sino que se inspiraron en ella para crear nuevas historias: el Principito abandona su planeta y a su amiga La Rosa para recorrer la galaxia, acompañado por su nuevo amigo El Zorro. En su viaje tendrá que evitar que un ser maligno, La Cobra, y sus ayudantes, los pensamientos oscuros y negativos, siembren el caos por el Universo. Es una historia diferente pero que mantiene la esencia de la obra.

3. En 1974 hicieron una película en EEUU, “El pequeño príncipe”, dirigida por Stanley Donen. Recibió dos nominaciones a los Oscar (Mejor Canción y Mejor Banda Sonora Adaptada), tres nominaciones a los Globos de Oro (Mejor película, Mejor actor revelación y Mejor Canción Original) y el Globo de Oro a la Mejor Banda Sonora Original. Aquí os dejo un fragmento de 2 minutos de la película, en el que el Principito cuenta lo que el zorro le enseñó: “Lo esencial es invisible a los ojos”.


4. En Francia están preparando una nueva película de “El Principito”, cuyo estreno se prevé (en Francia, aquí Dios dirá cuándo) para este mismo año. Es una nueva versión muy diferente: la protagonista es una niña -a la que su madre le tiene planificada la vida entera para que sea “una maravillosa adulta”- que un día recibe un avión de papel en el que hay un dibujo del Principito. El papel pertenece a un aviador, el cual le cuenta la historia del Principito y todo lo que aprendió de él. Puedes ver el traíler subtitulado pinchando aquí. Yo lo he visto y se me ha puesto la piel de gallina. No me imagino una mejor forma de contar una historia tan enternecedora y de la que hay tanto que aprender.


5. En 1978 se estrenó una serie de anime, “Las aventuras del Principito”. Tuvo 39 episodios que se retransmitieron en TV Asahi, una cadena de televisión japonesa. En esta también añade algunas cosas nuevas a la historia de nuestro hombrecito: él decide conocer otros planetas en compañía de Swifty, un ave del espacio. Cuando quiere transportarse, es elevado por una bandada de aves encabezada por Swifty y atrapa un cometa con una red cazamariposas. Hace amigos en cada viaje y siempre regresa a su asteroide al final de cada episodio.
6. Del Principito también se han hecho muchas adaptaciones de audio: en discos de vinilo, en casetes… Sus capítulos han sido narrados en la radio y se han hecho canciones que nos hablan de él y de su historia (como la canción “Dessine-moi un mouton” -“Dibújame un cordero”- de Mylène Farmer, o “Baobabs”, de la cantante y pianista rusa Regina Spektor).
7. En 2003 se estrenó en Texas una ópera en dos actos, “The Little Prince”, compuesta por Rachel Portman; es considerada la adaptación de ópera más semejante al libro. Posteriormente fue adaptada para televisión. También se han hecho mucha adaptaciones de “El Principito” para obras de teatro y ballets.


8. En julio de 2014 se inauguró en la localidad de Ungersheim (en la región de Alsacia) un parque temático dedicado a “El Principito”. Tiene una treintena de atracciones, entre ellas una serpiente-tobogán, un jardín de rosas y un planetario. Quizás lo más atractivo del parque son los dos globos aerostáticos que representan dos de los planetas visitados por el Principito: el del rey y el del farolero. Uno de los creadores del parque temático, Olivier d’Aggay (el sobrino nieto de Saint-Exupéry), explica que hicieron todo lo posible para que el parque temático mantuviera el espíritu humanista de la obra.


9. “El Principito” ha sido traducido a más de 250 idiomas y dialectos, incluyendo al sistema de lectura braille. Es uno de los libros más vendidos de todos los tiempos: 140 millones de copias en todo el mundo, con más de un millón de ventas por año. Es el tercer libro más vendido de lahistoria,después de La Biblia y El capital de Karl Marx).
10. Existe un billete bancario en Francia con valor de 50 francos con la foto de Saint-Exupéry y el célebre dibujo del Principito. Además, antes de la adopción del euro, acuñaron una moneda conmemorativa. Por un lado aparecía el rostro de Saint-Exupéry; por el otro, la imagen del Principito mirando hacia las estrellas.


11. Se han puesto a la venta todos los productos sobre el Principito que os podáis imaginar: ropa, calzado, accesorios, juguetes, peluches, etc.


12. El zorro que se encuentra el Principito está inspirado en un fénec, una especie de zorro que habita en el desierto del sáhara. El autor conoció este animal cuando trabajaba como piloto postal en vuelos por el norte de África.


13. En el libro, los baobabsson árboles que destrozan el planeta con sus raíces. Son muchos los que aseguran que son un símbolo del nazismoy de sus intentos por controlar el mundo. El libro dice: “había semillas terribles en el planeta del principito. Eran las semillas de los baobabs. El suelo del planeta estaba infestado. Y si un baobab no se arranca a tiempo, ya no es posible desembarazarse de él. Invade todo el planeta. Lo perfora con sus raíces. Y si el planeta es demasiado pequeño y los baobabs son demasiado numerosos, lo hacen estallar”. El principito decía: “Hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs en cuanto se los distingue entre los rosales, a los que se parecen mucho cuando son muy jóvenes (…) A veces no hay inconvenientes en dejar el trabajo para más tarde. Pero si se trata de los baobabs, es siempre una catástrofe”. Y después, el aviador nos explica: “Pero el peligro de los baobabs es tan poco conocido (…) y digo: ¡niños! ¡cuidado con los baobabs!, para prevenir a mis amigos de un peligro que desde hace tiempo los acecha, como a mí mismo, sin conocerlo (…)”.


14. Existen más de 200 portadas distintasde “El Principito”.


15. La Rosa, la compañera del Principito, podría estar inspirada en Consuelo, la esposa del autor. El planeta donde se encuentra la Rosa está rodeado por tres volcanes; este lugar podría representar a El Salvador, país natal de Consuelo, conocido como “la tierra de los volcanes”.
16. Antes de volverse piloto, el autor estudió Arquitecturaen la Escuela de Bellas Artes de Francia. Sin embargo, nunca se consideró bueno en el dibujo y no llegó a terminar la carrera. Saint-Exupéry plasma esta idea de sí mismo varias veces en la obra, repitiendo que el aviador no sabe dibujar y que “las personas grandes me desalentaron de mi carrera de pintor”. Quizás fue su yo adulto quien lo desalentó.
17. La obra también ha conquistado el terreno de la astronomía. Un asteroide descubierto en 1975 fue nombrado 2578 Saint-Exupéry. Otro descubierto en 1993 fue nombrado 46610 Bésixdouze(traducido al español, sería be-seis-doce, en honor al asteroide B-612, lugar de procedencia del Principito). La fundación que se encarga de rastrear asteroides que puedan significar una amenaza para la Tierra se llama Fundación B612, y en 2003 la luna de un asteroide recibió el nombre de Petit-Prince.

Como veis, El Principito ha conquistado a millones de personas del mundo entero. Es una novela corta considerada por muchos como un libro infantil por la forma tan sencilla en la que está escrita. Pero es apta tanto para niños, quienes la encontrarán simpática, tierna y divertida, como para adultos, a quienes les hará reflexionar sobre el verdadero sentido de la vida, la soledad, el amor verdadero, la amistad y la pérdida.
Aprendamos todos del Principito y de su sabiduría, la sencilla sabiduría de la niñez que muchas personas grandes acaban perdiendo. Que sepamos ver el elefante que hay dentro de la boa, y no un simple sombrero. Que dejen de importarnos las cifras y nos fijemos en lo realmente esencial: aquello que es invisible a los ojos.

Os dejo con las frases más bonitas de esta obra y algún que otro fragmento. Espero que hayáis disfrutado leyendo mi entrada tanto como yo he disfrutado al escribirla.
«Las personas grandes aman las cifras. Cuando les habláis de un nuevo amigo, no os interrogan jamás sobre lo esencial. Jamás os dicen: “¿Cómo es el timbre de su voz? ¿Cuáles son los juegos que prefiere? ¿Colecciona mariposas?”. En cambio, os preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos tiene? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?”. Sólo entonces creen conocerle. Si decís a las personas grandes: “He visto una hermosa casa de ladrillos rojos con geranios en las ventanas y palomas en el techo…”, no acertarán a imaginarse la casa. Es necesario decirles: “He visto una casa de cien mil francos”. Entonces exclaman: “¡Qué hermosa es!”.»
«Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.»
«Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra. Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio.»
«Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.»
«Lo que hace bello al desierto es que en algún lugar esconde un pozo.»
«-No -dijo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa “domesticar”? -volvió a preguntar el principito.
-Es una cosa demasiado olvidada -dijo el zorro-, significa “crear lazos”.
-¿Crear lazos?
-Sí -dijo el zorro-. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para tí más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para ti único en el mundo…
-Empiezo acomprender -dijo el principito-. Hay una flor… Creo que me ha domesticado.
(…)-Si tú me domesticas, mi vida estará llena de sol. Conoceré el rumor de unos pasos diferentes a todos los demás. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra; los tuyos me llamarán fuera de la madriguera como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves allá abajo los campos de trigo? Yo no como pan y por lo tanto el trigo es para mí algo inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes cabellos color de oro. Cuando me hayas domesticado, ¡será maravilloso! El trigo, que es dorado también, será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo… »
«Y las rosas se sintieron molestas.
-Sois bellas, pero estáis vacias -continuó-. No se puede morir por vosotras. Sin duda que un transeúnte común creerá que mi rosa se os parece. Pero ella sola es más importante que todas vosotras, puesto que es ella la rosa que he regado. Puesto que es ella la rosa que puse bajo un globo. Puesto que es ella la rosa que abrigué con el biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a la que escuché quejarse, o alabarse, o aun, algunas veces, callarse. Porque ella es mi rosa.»

«-No supe comprender nada entonces. Debí haberla juzgado por sus actos y no por sus palabras. Me perfumaba y me iluminaba. ¡No debí haber huido jamás! Debí haber adivinado su ternura, detrás de sus pobres astucias. ¡Las flores son tan contradictorias! Pero yo era demasiado joven para saber amarla.»

0 pensamientos en “17 curiosidades de un Príncipe pequeñito”

Deja un comentario