Umor y hamor

Más Veinticuatro está realizando una colaboración con Letrame, una editorial que ayuda a escritores nóveles a publicar sus libros. Esa colaboración, bajo el nombre de ‘La buhardilla novel’, consiste en publicar en el blog las novedades de cada mes de los libros que salen a la venta en la editorial y hacer una reseña del libro que más nos interese.

En mi caso, me decanté por un libro de un curioso rosa chillón que tenía por título “umor y hamor”. Realmente, no presté atención a la sinopsis, porque no tiene. En este caso, la tierra llamó a la tierra y que la autora no fuera otra que Bárbara Grandío, una coruñesa, activó todas mis alarmas y mi curiosidad. Quería ver lo que había hecho esta antigua actriz de la serie gallega Mareas Vivas.

Para empezar, descubrí por qué el libro no tiene sinopsis, y es que no es un libro en el sentido tradicional de la palabra.
Es un curioso compendio de frases, tweets y pensamientos de la autora al estilo de Defreds (menos empalagosos y románticos) y maravillosamente ilustrados por Luiki Alonso.

Por si fuera poco, cuenta con el prólogo de otro actor, este más popular entre la audiencia española: Javier Rey (más conocido como Mateo Ruiz en el éxito de Antena 3; Velvet). 

Es difícil explicar con precisión mis impresiones sobre este libro o cómo recomendarlo. Es un cómic, es un diario con frases curiosas, otras graciosas y otras con verdades como puños; pero no es un libro como tal. Hasta la misma autora dice “Voy a hacer un cómic/libro/llámalo X”.

Con esta descripción, ¿cómo esperan que otra persona hable o reseñe el libro? Pues, desde una visión general de las cientos de páginas rosas que componen este libro, podemos decir que la autora nos da una versión muy global de lo que opina sobre esta sociedad plagada de etiquetas, prejuicios, corrupción, feminismo, belleza, cotidianidad, romance tóxico e invitaciones infinitas para el Candy Crush.
Por supuesto, tampoco faltan alusiones al cine del que viene la autora. No olvidemos que da igual qué tipo de libro se escriba, es imposible escapar del bagaje que arrastramos, así es que encontramos referencias a Almodóvar o a los Ángeles de Charlie.

Es un libro que se lee en un rato realmente corto, pues las frases no ocupan más de 140 caracteres. Igualmente, y ya para finalizar, recogen el pensamiento de una persona de  forma bastante acertada. Esperemos que la autora se atreva ahora con un libro un poco más… extenso.

Deja un comentario