Un café con Defreds

Jose Ángel es un vigués muy normal que ha conseguido llegar a muchas casas del país, y más importante, a los corazones de miles de chicos y chicas que encuentran en sus textos un amigo que les comprende. Y hemos hablado con él para saber qué se siente al ser el autor de libros tan bonitos como Cuando abras el paracaídas o Casi sin querer.
Hemos hablado con Defreds.

Es una fría y aburrida tarde en la biblioteca. Tras unos intentos de cuadrar horarios, conseguimos sacar un momento para poder hacer la entrevista, de una forma un tanto particular. La premisa es simple: una pregunta y él responde por audios. Todo gracias a la magia de WhatsApp.

Cris: Tu éxito comenzó en las redes, en una época algo triste para ti y en la que necesitabas desahogarte. Me parece una historia cuanto menos curiosa, porque si aquello que te pasó no hubiera pasado… ¿podríamos decir que Defreds no sería el éxito que es hoy?

Defreds: Pues desde luego que no. Pero también te digo que es éxito porque no lo busqué. Simplemente, ahí no me leía nadie, soltaba las cosas que me pasaban y se fue corriendo la bola. Si lo hubiera buscado, si “buscara esto para sacar un libro” seguramente no hubiera llegado nunca.

Cris: ¿Cómo definirías lo que escribes?

Defreds: Textos cortos sobre cosas que me pasan a mí o a la gente que está a mi alrededor.

Cris: Según he visto, te gusta mucho Stephen King. ¿Qué has aprendido de él?

Defreds: Nada. Él escribe novelas de terror o misterio, y yo no. Me gusta mucho ese tipo de literatura y no solo de él. Los thriller o novelas de misterio me encanta, simplemente porque me gusta mucho leer.

Cris: ¿Hay alguna diferencia entre José y Defreds?

Defreds: José no está siempre enamorado o desenamorado, es un chico normal. Pero la esencia es la misma.

Cris: Se te ha metido dentro de un nuevo grupo de jóvenes escritores como Ojeda o Mawan, pero tú no te ves dentro de ese círculo. ¿Por qué?

Defreds: No, para nada. Ellos escriben bien, son un modelo a seguir para la gente que escribe poesía, pero yo no escribo poesía y no tengo nada que ver con ellos. Me caen bien, me llevo genial, pero yo escribo algo más sencillo.

Cris: En tus textos, se puede ver una sensibilidad única, que realmente llama la atención ¿Cómo consigues esa empatía? Porque es obvio que algunas de las situaciones las has vivido, el problema es que no se sabe cuáles sí y cuáles no.

Defreds: —risas— Pues eso es muy fácil. El 90% sí y, si no las he vivido, ha sido de alguien muy cercano. Ahí está la clave.

Cris: Personalmente, me llaman mucho la atención los textos en los que hablas de distancia, porque me veo identificada. ¿Te pasa mucho esto? Que viene alguien y te cuenta que ha encontrado por fin a otra persona que le entiende.

Defreds: Ahora tengo a mi pareja y va todo muy bien, pero en su momento he tenido relaciones a distancia y por eso he escrito sobre ellas. A parte, es increíble cómo hay mucha gente a la que le pasa esto.

Cris: La verdad es que creo que precisamente porque hablas de cosas que nos podrían pasar a cualquiera, es porque llegas a tantas personas con esa facilidad y delicadeza

Defreds: Si te digo la verdad, no sé hacerlo de otra manera. La gente dice “es que eso no tiene calidad” pero es que no se hacerlo de otra forma.

Cris: Tal vez esa sea la clave de Defreds. Y siguiendo con este tema, no sé si lo sabes, pero muchos chicos utilizan tus textos para ligar. ¿Cómo sienta eso?

Defreds: Ya cada uno con lo que hace —risas—. Cada uno que se busque la vida. También hay gente que los usa para criticar. Yo estoy orgulloso de ellos, para gustos… que cada uno haga lo que quiera.

Cris:¿Cómo fue el paso de las redes a Frida? ¿Qué te impulsó a dar ese salto?

Defreds: Bueno, yo escribía en las redes, tampoco tenía tantos seguidores como para sacar un libro y alguien de Frida ediciones, que aún estaba empezando aquella era minúscula, contactó, me dijo que veía algo en mí y que si quería sacar un libro estaban dispuestos. Y me lo tomé como un hobby, como una ilusión… y así fue.

Cris: Dicen que los gallegos somos mucho de “a nosa terra”. ¿Crees que hay algo de Galicia en lo que escribes?

Defreds: —risas— Sí, sí. Siempre le hago una referencia porque soy muy afortunado de ser de aquí, de vivir aquí y no quiero mudarme a ningún sitio. Ni a Madrid ni a ningún lado. Sí, Galicia es especial y en mis textos muchas veces sale, así que en ese sentido… muy afortunado.

Cris: Cuando ves el éxito que tienes ¿alguna vez pudiste soñar con algo así? Colas kilométricas esperando por tu firma o conocerte, mensajes de seguidores a los que le cambiaste la vida.

Defreds: No —risas—, pero es lo que hablaba antes. Si lo hubiera soñado o buscado, no lo tendría. Estas cosas suceden así y por eso creo que las disfruto más que el resto del mundo.

Cris: Si no me equivoco, estás a punto de sacar tu tercer libro en marzo. ¿Nos puedes contar algo de él?

Defreds: Sí, creo que saldrá durante los primeros días de marzo con Frida y se titulará 1775 calles; es un libro muy especial porque ha sido pensado y medio escrito en las calles de mi ciudad. Este año habrá otro libro con una editorial más grande, pero ya contaré más adelante.

Cris: Un libro con Vigo de por medio. Seguro que será precioso.

Defreds: Eso espero. Para mí, me parece muy especial. No sé si bueno o malo, pero especial desde luego sí.

Y realmente se nota en su voz lo especial que es ese nuevo proyecto para él, para el que le deseamos toda la suerte del mundo y le agradecemos que nos dedicara ese tiempo entre una biblioteca de Santiago y un bar en Vigo para hacerla.

Defreds es naturalidad pura. Es como es y encandila solo con eso. Personalmente, ha sido un placer haber hablado ese ratito con él y esperamos podemos repetir en un futuro.

Deja un comentario